Suscríbete a nuestro feed de noticias

Actualidad Gestha

12-04-2013

Gestha duda de que la autoridad fiscal independiente aporte mayor claridad a las cuentas públicas

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) dudan de que la autoridad fiscal independiente, cuya puesta en marcha ha anunciado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro este viernes, aporte mayor claridad a las cuentas del Estado. En un comunicado, el colectivo ha señalado que la creación de este mecanismo "es una forma, no tanto de asegurar la claridad de las cuentas públicas, sino una pantalla para garantizar ante las autoridades europeas que se cumplirá con los planes de ajuste impuestos". Además, resalta que el hecho de que la elección del futuro presidente de la autoridad fiscal recaiga en el Consejo de Ministros y no en el Parlamento "siembra dudas sobre su independencia real, como ya se ha evidenciado en la actuación de otros organismos pretendidamente independientes cuyos directivos eran nombrados por el Estado". Por otra parte, los técnicos de Hacienda han aplaudido la firma del acuerdo 'Foreing Account Tax Compliance Act' (Ley para el Cumplimiento acuerdo sobre cuentas de impuestos extranjeros/Facta) con Estados Unidos para obligar a las entidades financieras a informar sobre cuentas en el extranjero de personas y entidades en cada país. También ve con buenos ojos que España sea uno de los cinco países europeos (junto con Alemania, Reino Unido, Francia e Italia) que implantarán un proyecto piloto para el intercambio multilateral de información tributaria. Asimismo, han valorado la actualización del convenio de doble imposición entre España y Suiza aprobado el jueves por el Congreso de los Diputados, "pues supondrá una mejora del intercambio de información fiscal entre ambos países, lo que favorecerá la lucha contra la evasión fiscal". No obstante, Gestha ha avisado de que observará "con cautela" los efectos del artículo 5 de este acuerdo, ya que considera que "podría animar a la implantación de nuevas matrices en Suiza por parte de las grandes empresas española, lo que les permitiría no liquidar impuestos en España por los dividendos que paguen a sus centrales en el país helvético".